jueves, 2 de diciembre de 2010

Wikileaks - Seguridad vs información

El Departamento de Estado de los EEUU ha montado en cólera por las nuevas divulgaciones de Wikileaks, esta vez sobre cablegramas enviados por los diplomáticos estadounidenses a sus jefes.

Wikileaks ha filtrado toda esa información a varios periódicos, entre ellos EL PAÍS, y hay información sustancial de como los diplomáticos consiguen información y presionan a diferentes estamentos del estado para los fines de EEUU, en España y en el resto de mundo.

Pero, ¿realmente lo que ha hecho Wikileaks y los periódicos que lo publican es tan malo? En mi opinión solo debe molestar a los americanos y a los estamentos del estado español que han colaborado con ellos. Jueces, políticos y funcionarios han facilitado información, se han dejado presionar y han colaborado con los intereses de los norteamericanos. Si el caso hubiese parado en, pongamos por caso, los jueces, el gobierno podría tomar medidas, pero en este caso hasta la ex-vicepresidenta De La Vega estaba implicada en la paralización del caso Couso, por ejemplo. Así que ¿quien va a perseguir estos delitos que rozan la traición? Nadie, así de fácil.

El pueblo tiene el derecho a saber y controlar que es lo que hace el estado, y en este caso Wikileaks ha ayudado a poner en evidencia a varios funcionarios que parecen no tener muy claro quien les paga.

También nos ha servido para ver la delgada línea entre diplomacia y espionaje. Veremos que más sale de esos cablegramas. Qué suerte que Garzón esté defenestrado, ¿no? Lo mismo le hubiera dado por investigar la trama ya que se le menciona en varios cables.

¡Qué suerte!
Publicar un comentario