viernes, 6 de noviembre de 2015

Titulitis aguda - mi caso


Por medio de una lista de correos de gente muy interesante en la que cometieron el error de invitarme me entero de este artículo donde se habla de la "Titulitis aguda", se titula "Sufre usted titulitis aguda" y recomiendo su lectura pues además me ha descubierto un blog muy interesante. 

Pero la lectura de ese artículo me ha recordado mi propia existencia, así que ahí va... La jodidamente aburrida historia de mi vida.

Cuando llegué a la edad universitaria (1986... joder) ya controlaba bastante de temas informáticos y de seguridad informática... pero como solo me interesaba eso desde hacía al menos 4 años con lo que mis notas medias eran... 5,3. Los que llegábamos a la universidad en ese momento éramos los del "baby boom" nacidos en 1966, 1967 (yo) y 1968, los tres años con mayor natalidad en España. Por ello la universidad que me dieron con esa media y tanta gente fue... Ciencias Exactas (vulgo Matemáticas), la cual tenía una rama de informática pero para llegar a ella tenías que pasar dos años estudiando... no se que... ¿qué hostias es una esfera sin centro o una matriz de 12 dimensiones?

Para empeorar la situación unos 6 meses más tarde de entrar en la universidad, a resolver problemas como "conseguir que dos bolas de billar choquen después de cuatro rebotes en las bandas" y cosas así de útiles, encontré trabajo como profesor de informática en una academia. Dejé de estudiar. Medio año de Ciencias Exactas, en eso quedó mi formación universitaria.


Desde ahí mi carrera profesional fue en plan "rocket man" cambiando de empresas, funciones, aprendiendo, quitándoles trabajos a universitarios y gente de mal vivir. Había ganado 5 años a la gente de mi generación; para cuando llegaron al mercado laboral yo ya competía con 5 años de experiencia contra sus 5 años de universidad. En ese momento... ganaba la experiencia.

Todo siguió así hasta el año 2008. BOOM!!!! La crisis. En 2008 aún el payaso de mierda negaba que hubiese crisis y en este país seguimos gastando como si no hubiese un mañana, con lo que la bomba explotó en nuestras narices con especial virulencia.

¿Y qué pasó después de 2008? Mogollón de gente con carrera en paro que estudiaba una segunda carrera. Las empresas jugando al amarrete diciendo "¿para qué voy a contratar a un tipo con experiencia algo mayor si puedo contratar por la mitad a un chaval con dos carreras y un master?". El colega no sabe más que yo, pero según las empresas tiene eso que es mágico y difícil de ver como los unicornios con cola de color arcoiris... "POTENCIAL".


El caso es que desde entonces mi bonita y meteórica carrera hizo "PUFF".

Podría pensarse que ocurrió porque simplemente en 2008 había cumplido 41 años y venían los de 30 y 20 empujando desde atrás, pero no. El problema era otro.

Cuando, como en otras ocasiones, me aburrí de mi trabajo y busqué cambiar, las empresas ya tenían un problema y el problema se llamaba "el 3%"... ooops no, eso es otra historia. El problema se llamaba "titulitis".

"Es que usted no tiene carrera" fue lo que escuché en muchas ocasiones. Hasta que me desesperé. Pero... TENIA UN PLAN B.

"Qué cojones" me dije, "trabajo en una empresa de 60.000 empleados presente en 8 países y tengo un nivel de mando intermedio, EL CIELO ES EL LIMITE" me dije tontamente.


Tontamente porque en mi empresa, en la cual llevaba en 2010 cosa de 14 años también sufría de "TITULITIS AGUDA", y la primera vez que sugerí cambiarme de un puesto a otro me dijeron que no podía, porque para el puesto se exigía... "TITULO UNIVERSITARIO".

Os he dicho que soy un mando intermedio. Me explico. Yo tengo nivel de JEFE en mi empresa, eso con una nueva escala que ha aparecido se llama M30 (gracioso si eres de Madrid, pues me he atascado allí). Solo puedo, dentro de mi empresa, optar a puestos de JEFE (M30) o puestos definidos mixtos como JEFE (M30) y JEFE DE SERVICIO (M20) que es el nivel justo superior.

Pues bien las normas de la compañía cambiaron de modo que para ser JEFE (M30) o superior debes forzosamente contar con "TITULO UNIVERSITARIO". Como soy bobo y me cuesta entender las cosas, al fin y al cabo no tengo nivel universitario, me fui a RRHH (Recursos Humanos) a preguntar si esa clausula aplicaba a los que ya en su día conseguimos estatus M30 sin tener título me contestaron obviamente que... SI.


Y aquí estoy estancado en un puesto de trabajo que ya me aburre y al que encima se le han ido cayendo la mayoría de las funciones por cambios organizativos. No puedo optar a un ascenso, ni a un cambio lateral y por supuesto no está permitido optar a un puesto inferior.

Tengo trabajo 4 días, literalmente, al mes y luego miro la pantalla del ordenador. Me corto de navegar por Internet. Primero y principal porque monitorizan lo que haces y segundo porque después de unos 4 años haciendo eso ya estoy astragado de leer en Internet.

Mi salario anual es de 55.000 euros más un bonus anual de entre 6.000 y 8.000 euros en función de los resultados de la empresa.

Alguien diría "joder que de puta madre, ¿no?". Pues NO. El primer mes, incluso los primeros meses, es genial. Vienes cumples y ganas pasta. Lees artículos, paseas, tomas cafe... pero tío... 4 años. Ir a una isla solitaria es un sueño de muchos... pero pregunten a Robinson Crusoe que tal pinta tiene eso después de 5 años solo.


Pero es que encima el no hacer nada durante 4 años provoca un extraño efecto secundario. Pierdes la capacidad de concentrarte y de trabajar. Hasta una mierdecilla de tarea que te mandan para rellenar tu insulsa existencia se te hace cuesta arriba. No te concentras. No puedes hacerla. Es tediosa y repetitiva, fácil, pero no puedes hacerla.

En realidad pienso que si mañana vinieran los hados y mágicamente me encontrasen un trabajo, no sería capaz de rendir. Creo que terminaría en la calle a la de dos semanas... y no podría quejarme pues mi capacidad de trabajar ha caído a cero. Los amigos me dicen que si tuviese cosas que hacer recuperaría esas capacidades, pero yo sinceramente que me conozco pienso que NO. Lo perdí. Lo siento.

Mis jefes saben que no hago nada y saben que seguramente estoy quemado para el futuro. También en RRHH lo saben. Pero... es que no tengo "TITULO UNIVERSITARIO" así que esperan a que me muera de asco. Literalmente, pues de tensión arterial basal (la que se mide por la mañana recién levantado) tengo 19/10. Y de ahí empieza a subir. No responde a medicamentos... no responde a régimen... no responde.

El aburrimiento es mala cosa. Creanlo. Tan aburrido estas en el trabajo que empiezas a mirar a casa y claro el resultado es obvio... DIVORCIO. Y estamos en España donde si eres varón tus derechos están en duda frente a las mujeres. Así que la tensión... 22/11... 23/11... 24/11... con eso te ingresan, pero paso de ir más al médico para que me diga lo malo que estoy. Lo malo que estoy ya no lo soluciona una pastilla ni veinte.


Y de postre mi otro mundo, el 2.0, también se ve afectado, pues mi nivel de estrés (sí, se puede tener estrés de no hacer nada) es tal que tiendo a sobre reaccionar a cosas que generalmente me importarían un cojón y he terminado en polémicas que me afectan a mí, a compañeros y a amigos, y a perfectos extraños.

Se que alguno pensará... "qué hostias... 60.000 euros de salario por no hacer nada... y tienes trabajo, cosa que un 24% de los españoles no tiene... Puto niño rico.". Vale. Primero, lee bien, tengo empleo, no trabajo. Es distinto. Y segundo... me gustaría verte en mi situación después de 4 años. Te recuerdo el ejemplo de antes. Tu sueñas con irte a una isla solitaria... pero pregunta a Robinson Crusoe como es vivir en una isla solitaria 5 años.

¿Conclusión? Un efecto secundario de la "TITULITIS AGUDA" en mi caso es que sube la tensión... hasta que algún día... BOOM una arteria explota y GAME OVER.

Hala, ya conocéis más sobre la "TITULITIS AGUDA" y si la historia te parece deprimente piensa que en realidad no te pasa a tí... me pasa a mí.


Publicar un comentario en la entrada