martes, 27 de julio de 2010

Tres stylus para iPad

Después de unas mini-vacaciones seguidas de una extraordinaria carga de trabajo vuelvo a publicar. Siento el parón.

Hace un mes o así pedí por Internet a tres fabricantes tres stylus capacitivos (tiendo a decir capacitativos pero lo correcto es capacitivos) para el iPad. Para los no iniciados la pantalla del iPad es capacitiva, lo que quiere decir que la pantalla responde a potencial eléctrico de nuestra piel y es ese potencial el que la hace reaccionar y poder pintar en ella. Por tanto un stylus capacitivo lo que tiene que conseguir es transmitir ese potencial eléctrico desde la mano hacia la pantalla o bien generar el mismo un potencial eléctrico que detecte la pantalla.

Así nos encontramos con dos posibles soluciones para hacer un stylus capacitivo. Por un lado si tomamos una pila cualquiera, de las de 1,5 voltios por ejemplo en cualquiera de sus tamaños y usamos su polo negativo sobre la pantalla del iPad veremos que pinta. Evidentemente al tratarse de una pieza de metal sobre nuestra pantalla debemos tener cuidado pues de otro modo la marcaremos definitivamente. Por otro lado, si tomamos una salchicha y la deslizamos por la pantalla del iPad sujetándola con la mano veremos que actúa como un stylus. En este segundo caso el medio fluido salino que supone la salchicha transmite el potencial eléctrico de nuestra mano a la pantalla.

Los tres stylus que hemos probado funcionan con el sistema de la salchicha, esto es, transmiten el potencial eléctrico desde la mano a la pantalla. No conozco en este momento ningún stylus capacitivo en el mercado que use la otra técnica.

Los stylus probados fueron el Mi-Stylus de MilanoAndYou, el Pogo Sketch de Ten One Design y el P501 de la empresa taiwanesa Dagi.

El Mi-Stylus lo compré por dos motivos. Por un lado el stylus, en la foto, parecía bastante elegante. Pero es que además el bisel que presenta en la punta me llevó a pensar que podría usarlo con la punta o con la superficie para hacer o bien líneas finas con un menor contacto o líneas gruesas con un contacto de más superficie. Veremos en el vídeo que ninguna de las dos cosas es verdad.

El Pogo Sketch lo compré puesto que es el referente en el mercado hoy por hoy en cuanto a stylus capacitivos. Los chicos de Ten One Design se han aburrido de vender stylus para el iPhone y decididamente cuando apareció el iPad debieron oír el dulce sonido de una caja registradora al abrirse. Están vendiendo muchos stylus y una buena cantidad de accesorios para usarlos. Ya en un post anterior puse que además están experimentando con el concepto de presión (de superficie de contacto en realidad) en pantallas capacitivas con sus stylus.

Por último compré el Dagi P501 por que es el más revolucionario de los tres. Su extraña punta me llamaba la atención y decidí que debía probarlo. Además por el precio del P501 los chicos de Dagi te envían un P002 que es su pequeño pero útil stylus para iPhone. Decididamente al ver la punta del stylus debía de probarlo pues el sistema por el que trasmiten el potencial eléctrico a la pantalla no parece evidente y por que cuenta con un pequeño punto rojo en la punta que ayuda a ser más preciso.

En cualquier caso los tres tienen en común, como he dicho, que transmiten el potencial eléctrico desde mi mano a la pantalla y por ello, excepto la punta, están hechos de aluminio.

Veamos el vídeo con los resultados de la prueba:

Para verlo desde Youtube en más resolución pulsa aquí y selecciona 480p.



Como veis el primer stylus que recibí fue el de Pogo pues pagué un extra para tenerlo en dos días y por ello fue el que más había usado antes de la grabación del vídeo, pero al recibir el Dagi y después de, no quiero engañar a nadie, un periodo de adaptación se ha convertido en mi stylus preferido y el más preciso cuando quiero escribir o pintar.

Ya lo tenéis, o el plug-and-play fácil de usar del Pogo o el persevera-y-aprende del Dagi. La elección es vuestra.
Publicar un comentario