viernes, 1 de mayo de 2015

La cámara del Note Edge un día nublado


Este artículo no pretende ser un análisis exhaustivo de la cámara del Samsung Galaxy Note Edge. Simplemente es mostrar algunas fotos que realicé hoy en un día nublado con la cámara de ese móvil.

(En todas las fotos del artículo puede hacerse click para verlas a más resolución y poder apreciar los detalles)

La imagen que abre este artículo es de una variedad de fotinias (o photinias) que tengo en el jardín. Como se ve con poca luz un día nublado la cámara ha sido capaz de captar los colores exactos tal y como se ven en el jardín. Ha sido disparada en modo automático.

Otra de las posibilidades de la cámara que he probado es el modo HDR. Esta foto la he realizado con el HDR apagado (OFF). Se observa el cielo demasiado blanquecino aunque el pruno se ve con un color vibrante que no tiene. Yo le llamo el árbol oxidado.


En esta otra toma he activado el HDR (ON) y vemos que el cielo se ha definido tal y como lo veía en realidad. Se observa alguna nube. Pero además el color del pruno es más real. O mejor dicho es más real. No se ha tocado el contraste ni la exposición, solo activado el HDR.


En cualquier caso cuando las condiciones de contraste de luz no son tan escandalosas el HDR no afecta al resultado con las fotos. Aquí las podéis ver. La primera va con HDR OFF y la segunda con HDR ON y yo no le veo diferencias.


Quizás se aprecia un poco los colores más apagados (y reales) en la segunda. Pero si miramos los metadatos de la foto solo se aprecia que en la segunda el valor ISO es ligeramente más alto.

En el Note Edge en cualquier caso es posible seleccionar no solo la posición de enfoque haciendo click en una zona de la pantalla sino que además podemos elegir la zona de control de iluminación haciendo un click más prolongado.

Veamos estas dos fotos. En la primera el disparo ha sido automático después de seleccionar el punto de enfoque. Y en la segunda hemos seleccionado el enfoque y otro punto para controlar la iluminación.


Como digo, en esta segunda, los árboles se ven mejor iluminados y el cielo aun aparece definido y con sus nubes.


Otro tema. La profundidad de campo. Obviamente con esta cámara tan limitada no se puede jugar mucho con la profundidad de campo, pero nos la podemos ingeniar para sacar fotos curiosas seleccionando el punto de enfoque manualmente. Aquí os muestro la misma foto enfocada al primer plano, luego al plano medio y luego al fondo.

Enfoque al musgo del primer plano.


Enfoque al musgo a medio camino.


Enfoque a las plantas del fondo.


Para finalizar he estado jugando con el modo macro. Y pese a que la he hecho sin trípode creo que el resultado es bastante bueno con estas flores de la photinea. Hablamos de florecillas en racimo que cada una mide entre 3 y 5 milímetros de diámetro. Realmente pequeñas pero bonitas.


En resumen, en condiciones de nublado, creo que la cámara del Samsung Galaxy Note Edge da la talla y las fotos que saca, usando algún pequeño truco, no desmerecen.


Publicar un comentario