miércoles, 20 de enero de 2010

La TDT de los cojones

Lo peor de lejos de la TDT no es el lamentable despliegue a nivel municipal, que es lamentable, ni los lamentables contenidos de refritos de los canales privados, que son lamentables. Lo peor es que es DIGITAL, me explico, es 1 y 0, todo o nada, blanco o negro, es lo veo perfecto que te cagas o no lo veo en absoluto.

Con la analógica había un mundo entre no verlo y verlo perfecto. Podías ver la tele con un poco de sombra, o con nieve (no nieve de verdad), o con un poco de ruido, pero para no ver la TV en absoluto se te tenía que literalmente haber caído la antena del tejado.

Con la TDT por el contrario, como es 1 la veo cojonuda o 0 no la veo en absoluto, cada vez que llueve fuerte, nieva, hace viento, pasa una moto, o Dios sabe, simplemente la tele se tira un pedo (literalmente) saca unos cuadrados y se queda frita la señal. No hay termino medio. Y el mundo son los terminos medios, ¿no? Y de hecho es preferible ver la tele medio-bien que no verla en absoluto, ¿o no?

Yo al menos prefiero tener el "riesgo" de a veces ver la tele con un poco de nieve (electrónica en pantalla) que por un poco de nieve (real) no ver la tele en absoluto. Y es que como decía la zarzuela: "Hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad". Pero barbaridad bárbara. Lamentable. De los adelantos técnicos líbranos Señor.

Tenía un colaborador en una empresa donde hacíamos programas que cuando teníamos que tocar un código para modificar el programa siempre lo llamaba hacerle unas "peoras" en vez de mejoras por el peligro que siempre había de que el código resultante fuese peor.

La TDT son las "peoras" del sistema de TV.
Publicar un comentario en la entrada