domingo, 17 de junio de 2012

Conociendo el MacBook Pro Retina Display

Ya es tiempo de hablar del nuevo chico del barrio de Apple. Presentado por sorpresa... bueno más o menos... el 11 de junio dentro de la keynote para desarrolladores WWDC 2012 el nuevo portátil MacBook Pro Retina Display ya pudo verse en las Apple Store de España desde el día 13.


Precisamente aproveché para verlo en la que ahora es la Apple Store más cercana a mi casa, la del Centro Comercial Gran Plaza 2 en Las Rozas de Madrid. Esta Apple Store es muy similar en tamaño y distribución a la del Centro Comercial Xanadú, mi anterior tienda Apple de referencia. La verdad es que después de haber visto la de Convent Garden Market en Londres, estas dos quedan como simples mercadillos de cacharros de Apple.

En la tienda había dos MBP Retina Display, uno de los cuales acaparé por una hora y media.

A lo primero que se te va la vista es a su pantalla, pero no por su afamada resolución Retina Display en 15 pulgadas, no, es por lo delgada que es. Como siempre todas las imagenes pueden ampliarse haciendo click sobre ellas.




Es la mínima expresión de pantalla. Los de iFixit han realizado un desmontaje destructivo de la misma para encontrar que el truco es que la parte de aluminio de la tapa ha sido usada como soporte y parte trasera del LCD, y el propio LCD sin protección ninguna es lo que tocas si tocas la pantalla. Eliminando protecciones y capas de soporte es como han conseguido mantenerla tan pequeña aun incluyendo la cámara Facetime y las antenas de Wifi y Bluetooth.

iFixit no son precisamente unos mantas o chapuzas y destrozaron la pantalla al desmontarla lo cual nos indica que si tenemos un problema en la cámara o en las antenas o en el propio LCD, es casi seguro que nos cambiarán la pantalla completa, con el consiguiente sobre coste.

Como veremos iFixit ha clasificado este portátil con un sorprendente 1 sobre 10 haciéndolo ser uno de los portátiles menos amables a la hora del mantenimiento, y eso fue antes de tratar de hacer el desmantelado de la pantalla.

Lo siguiente que llama la atención son los puertos que contiene. Dos USB 3.0, dos Thunderbolt, una SDXC, el nuevo MagSafe2 y una toma de cascos estándar de 3.5 mm.



El más sorprendente de los conectores incluidos es el puerto HDMI normal y corriente que incluye. Con diferencia es el que más llamó la atención debido a que el MBP Retina viene con dos conectores Thunderbolt que además de usarse como conectores para almacenamiento sirven para mediante adaptadores conectar pantallas externas. Hay adaptadores para VGA, DVI y para HDMI, de ahí la sorpresa. Apple si puede hacerte comprar un adaptador lo hará. Extraño movimiento instalar este HDMI, pero no le busquemos tres pies al gato, es una muy buena noticia pues cada día más llegamos a casa y conectamos nuestros equipos portátiles (ordenadores, tablets o teléfonos) a nuestras TV Full HD para visionar películas.

Sombre el rediseño del conector de corriente, el MagSafe 2, está todo dicho. Se ha rediseñado más estrecho para que ocupe justo el ancho del equipo.

Y es que otra cosa que en seguida nos llama la atención es lo fino que es. Fíjense en las fotografias de arriba, el borde del dispositivo tiene el tamaño del ancho de un USB normal. OK, cierto es que luego el equipo tiene un grosor adicional en sección para contener las entradas de aire. Pero la impresión general es que es muy muy fino. Gana el MacBook Air, claro, pero este nuevo MBP no le desmerece en absoluto.

El equipo probado tenía una CPU Intel Core i7 de 2,3 GHz, 8 GB de la nueva memoria de 1.600 MHz y 250 GB de disco SSD. Esto lo situa como el modelo más bajo de la gama; estamos hablando de un desembolso de 2,279 Euros.




La pantalla sobre la memoria resulta engañosa. Pone "Todas las ranuras de memoria están en uso", y vemos dos ranuras con módulos de 4 GB en cada una. OK... mañana saco esos módulos y pongo dos de 8 GB. Error. Según vimos en el desmontaje de iFixit la memoria está soldada a la placa, esto es, los modelos no son ampliables en ese sentido.

Lo mismo ocurre con el disco SSD, en estado sólido, que si bien no está soldado a placa, es un módulo con conexiones especiales. En cualquier caso iFixit apunta a que quizás en el futuro salgan módulos compatibles para poder actualizarlo.

Mucho se ha hablado sobre el tamaño del equipo, en general para decir que es grande y que esperan un MBP Retina de 13 pulgadas.

Primero y principal decir que el estándar de facto de los portátiles son 15 pulgadas. Menos pulgadas podemos hablar de notebooks, ultrabooks, subnotebooks o lo que sea pero 15 pulgadas es un portátil de los de toda la vida. Lo bueno en este caso es que al ser tan fino resulta más transportable que los de la competencia e incluso que los MBP anteriores.

En esta foto podemos ver su tamaño comparado con un iPad que es lo que usan en las Apple Store como letrero de información.


No creo que sea un portátil grande. Es un portátil con el tamaño que tiene que tener un portátil. Recordemos que estos equipos están diseñados para otra cosa distinta que un MacBook Air. Estos equipos son unidades que bien pueden sustituir un ordenador de sobremesa pues integran potencia con movilidad. El MBA solo aporta movilidad primándola sobre la potencia.

Estos equipos además están diseñados para poder escribir en ellos como si de un teclado de sobremesa se tratase. A ese respecto el MBP no defrauda, tiene un teclado bien presentado y cómodo para teclear e incluye el gigantesco trackpad marca de la casa en los últimos equipos de Apple.



El teclado se ve flanqueado por dos hermosos altavoces que por su fabricación y posición generan una buena potencia de audio. En la ruidosa tienda se escuchaban con potencia y claridad.

También apreciamos que el área del gigantesco trackpad ocupa en superficie lo mismo que el teclado completo. Este trackpad es de gran ayuda y no echaría de menos el Magic TrackPad de mi iMac si cambiase el uno por el otro.

Como veis estoy alcanzando el final del artículo sin hablar de la característica diferenciadora de este MBP Retina Display, que no es otra cosa que precisamente su resolución tipo Retina de 2.880 por 1.800 pixels a razón de 220 de ellos por pulgada.

Si eres lector habitual de este blog ya me habrás escuchado hablar de la futil que me resulta poner una resolución tan grande en una pantalla tan pequeña. Nuestras televisiones domésticas de 40 o 50 pulgadas (alrededor de metro y medio cuadrado de pantalla) tiene una resolución Full HD de 1.960 por 1.080 pixeles y nadie puede quejarse cuando vemos un BlueRay de nuestra película favorita.




¿Para que entonces una resolución 3 veces mayor (en pixels) en una pantalla como la del nuevo iPad o la de este nuevo MBP? Es en mi opinión un desperdicio que además genera problemas de ingeniería y rendimiento importantes.

En el caso del nuevo iPad estos problemas se refieren a la batería, mucho más grande tanto en tamaño como en capacidad, que es necesaria para mantener las 10 horas de autonomía. Por no hablar de un procesador mucho más potente y con el doble de memoria para mantener un rendimiento igual y en ocasiones inferior al del iPad2. Los tiempos de carga de tan pantagruélica batería son eternos.

En el caso de este MBP la batería ha crecido hasta el punto de ser prácticamente todo el interior del equipo y el procesador es de los más potentes Ivy Bridge. Esto para mi es señal de que cuenta con los mismos problemas que el nuevo iPad para mover tanto pixel y para mantener la autonomía de 7 horas. Pero aun no hay análisis serios al respecto.


La pregunta que me han hecho es si la letra, dada esa resolución tan grande, resulta pequeña. Primero decir que Apple ha realizado un esfuerzo para que la letra y las aplicaciones se visualicen correctamente en esta grandísima resolución. Pero esto se consigue en las aplicaciones de Apple. Al abrir el Microsoft Word, que venía incluido en el equipo de demo, pude comprobar que los iconos del "ribbon" así como la letra resultaban quizás demasiado pequeñas. Esto no pasa con las aplicaciones de Apple.

En cualquier caso en las preferencias del sistema tenemos un apartado para adaptar el tamaño de letra y los fuentes a esta resolución, aunque como digo con el ajuste por defecto yo no tuve demasiados problemas.


Cosas que no verás y que son interesantes cuando usas un MBP Retina es su novedoso sistema de ventilación. El aire es aspirado al interior del dispositivo por unas ranuras laterales situadas en la parte baja del equipo. Ese aire es absorvido por dos ventiladores que lo envían a las partes más sensibles del equipo y lo sueltan por la zona de la pantalla. Los ventiladores tienen las aspas asimétricas, esto es, no se distribuyen uniformemente, de modo que según Apple esto hace que se rompa el sonido que producen generando menos ruido. En la ruidosa tienda no pude comprobarlo en cualquier caso.

En el vídeo de Apple sobre el equipo se puede ver el funcionamiento de este sistema de ventiladores.



Según Apple una de las mejoras de los puntos fuertes de este equipo es que al tener una resolución mayor de Full HD, cuando editamos vídeo con la nueva versión mejorada para Retina Display del Final Cut podemos ver el producto final en Full HD en la pantalla de preview mientras tenemos todas las opciones de edición en pantalla. La verdad es que ese si es un punto que quizás sea útil, pero me cuesta creer que se vaya a hacer edición de vídeo en serio en un equipo portátil.




No puedo terminar esta revisión sin hablar del inconveniente más grande de este equipo, que aparte del precio, es el mantenimiento. Aunque la tapa del equipo es practicable, gente tan experta en desmontajes como iFixit clasifica este equipo de muy difícil de mantener; y ya sabemos que en estos casos difícil significa caro.


El simple reemplazo de la batería es una obra de ingeniería civil que implica que puedes dañar fácilmente el cableado del trackpad. De hecho, el propio trackpad, para cambiarlo, requiere despegar la batería pues su cableado pasa innecesariamente justo por debajo.


Estos equipos van a ser caros de mantener. Les dejo los enlaces al desmontaje que iFixit hizo del equipo y de la pantalla.


Desmontaje del MacBook Pro Retina Display.

Desmontaje de la pantalla del MBP Retina Display.


Conclusiones.


Puntos a favor del MBP Retina Display son su autonomía de 7 horas, su delgadísimo diseño, sus puertos incorporados, el disco SSD, su veloz memoria y la calidad de sus acabados.

Puntos en contra. Su resolución, superflua en mi opinión, que genera grandes consumos de batería y potencia de CPU, la dificultad para el mantenimiento que encarecerá las visitas al taller y sobretodo su astronómico precio.

Pero en realidad el equipo es muy muy atrayente. Lo miré incluso para sustituir mi ya vetusto iMac del 2008, pero al final me decidí por esperar a los nuevos iMac con Ivy Bridge.


Espero que esta extensa y seguramente polémica revisión les haya servido de utilidad para conocer más de cerca a esta autentica bestia de portátil que nos ha ofrecido Apple. Por favor dejen sus comentarios.


Publicar un comentario en la entrada