martes, 10 de noviembre de 2009

Nos seguimos justificando

"Yo bajo películas de Internet porque no puedo alquilarlas legalmente a buenos precios".

Esa es la excusa universal de todo usuario de redes P2P. Pero es que es la realidad. En España confluyen tres problemas que hacen que nos tengamos de avergonzar profundamente ante Europa.

1) Vacío legal y ambigüedad en la legislación que permite que la copia privada sea legal. Esto quiere decir que si tengo una película y se la copio al vecino no cometo delito. Veremos que esto tiene sus inconvenientes.

2) Los usuarios de redes P2P amparándose en el punto 1 van más allá y se bajan de Internet contenidos tales como música, películas, series y libros sin pagar un céntimo.

3) Los organismos oficiales o para-oficiales encargados de recaudar los derechos de autor, justificándose con los hechos del punto 2 cobran abusivamente por todo equipo susceptible de contener un archivo de sus representados.

Todos felices, ¿no? El gobierno hace la vista gorda, el usuario ve películas por la patilla y la SGAE (y otros) cobran por respirar.

Pues no. Luego nos damos cuenta de que en España ya casi no hay vídeo clubs, que cuando sale Apple TV y el iTunes no permiten el alquiler de series ni películas, y Microsoft retira para España todas las opciones de alquiler y contenidos streaming de su, en otros países, completísimo Windows Media Center de Windows 7. Luego vemos que nadie en España explota ideas como las de IPTV o Tivo o cientos de operadores de contenidos por Internet que operan con éxito en EEUU. Y el motivo básico es que las gestoras de derechos (SGAE y otras) cobran tal barbaridad que las empresas no quieren saber nada de España.

Un circulo vicioso. La SGAE cobra en exceso amparándose en la piratería, las empresas no sacan servicios en España por los precios que ponen las gestoras de derechos, y los usuarios piratean porque no hay forma de ver contenidos legalmente y porque se lo permite la ley dándole la razón a la SGAE... y vuelta a empezar.

¿Se puede romper este círculo vicioso? He meditado mucho el tema. Las gestoras de derechos no van a querer bajar los precios, las empresas no van a querer pagar esos precios abusivos, y los usuarios sin alternativas no van a querer dejar de piratear. Así que el único punto donde romper el círculo es por eliminar o modificar toda la legislación española de copia privada, que es el principal problema.

Si los legisladores hacen su trabajo ya podrán forzar a las gestoras a bajar los precios y suprimir el canon y las empresas generarán contenidos a precios razonables que los usuarios adquirirán porque saben que si siguen pirateando les caerá el peso de la ley encima.

Fin del problema.

Señor Zapatero... deje de hacer el numerito de acostarse con autores y gestoras y cambie la ley que usted sabe perfectamente que ese y no otro es el problema.
Publicar un comentario