domingo, 25 de abril de 2010

Leche, pescado, omega-3 y otras paparruchas alimentarias

En la edición digital de EL PAIS aparece hoy un artículo relativo a los problemas que están "sufriendo" los fabricantes de productos alimenticios con presuntos beneficios para la salud. La agencia europea EFSA que vela por la seguridad de los alimentos está sacando directrices que prohiben su publicidad si no está demostrado científicamente los beneficios que postulan. En el artículo se comenta que Danone, entre otras, ha retirado esas afirmaciones de su publicidad y que a cambio estas empresas de alimentación están haciendo visitas médicas, aunque legalmente no las pueden calificar como tales, a los doctores para influenciarles y que "receten" o recomienden el consumo de estos productos.

Este es el artículo: Doctor, retece este yogur

En el artículo, el presidente de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, Javier Aranceta, dice literalmente: "Ves un carro de la compra de una familia lleno de platos preparados y salchichas y nada de fruta y que está coronado de varios paquetes de Actimel, como si fuera a servir".

Evidentemente la ingesta de estos productos dentro de una dieta tan desequilibrada no suple el consumo de frutas y verduras frescas y pescados.

Relativo al pescado la organización privada OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) comenta relativo a las leches con omega-3 que, y cito, "habría que tomar ingentes cantidades de leche para llegar al nivel del pescado". Esa afirmación ha disparado mis alarmas internas y me ha empujado a hacer algunas comprobaciones para ver si es cierta.

Tomemos el caso de Puleva Omega-3 que es quizás la más publicitada/conocida leche con ese aditivo. Ellos en la etiqueta declaran aportar 60 mg por cada 100 g de leche. Ojo no confundir miligramos y gramos. 1000 mg son un gramo. Ergo en 100 gramos de Puleva Omega-3 hay 0,06 gramos de omega-3, esto es un 0,06%, poco no, poquisimo.

¿Cuanto omega-3 hay en un pescado? Bueno varía según el pescado. Curiosamente el pescado que nos viene a la cabeza es la sardina y similares, pero el que tiene más omega-3 es el salmón.

El salmón tiene alrededor de 1500 mg de omega-3 por cada 100 g de pescado. O sea, 100 gramos de salmón, algo menos de una ración tiene 25 veces más omega-3 que 100 gramos de leche Puleva Omega-3. Digamos que 100 gramos de leche viene siendo medio vaso de leche.

La sardina por ejemplo tiene 300 mg por cada 100 g de pescado. Esto es, 5 veces más que la mencionada leche.

El pez espada tiene 1000 mg por cada 100 gramos de pescado. Casi 17 veces más que la leche.

Pongamos un ejemplo. Si tomamos los tan cacareados 2 vasos de leche al día que podemos estimar en cerca de 400 gramos de leche, dos señones vasos de leche si señor, tendremos que de seguir esta "saludable" costumbre toda la semana tomaremos unos 2800 gramos de leche a la semana. De ser Puleva Omega-3 que declaran 60 mg por cada 100 g (aunque en laboratorio las cifras son menores) tendremos que hemos tomado 1680 mg de omega-3 en toda la semana.

Si usted cena una sola noche salmón fresco habrá tomado la misma cantidad, por una fracción del precio y con cero esfuerzo, y aun puede subir la cantidad de omega-3 cenando otro día más por semana pescado azul.

¿Ven el timo? ¿Quien se toma casi medio litro de leche al día? Por otro lado hablamos que el litro de leche Puleva Omega-3 está hoy a 1.39 euros en la web de Carrefour Online y usted necesitará dos litros y medio en una semana para lo de los dos vasos al día, esto es, un consumo de tres euros y medio a la semana en leche para una persona. Mientras que la bandeja de rodajas de salmón en el mismo sitio sale a 8,25 euros el kilo. Teniendo en cuenta que el aporte de omega-3 del salmón hace que tome la misma cantidad con solo 100 gramos que los 2800 gramos de leche Puleva Omega-3, su dieta de omega-3 semanal se le queda en 82 céntimos de euro, frente a los mencionados 3.5 euros en leche.

Mejor comer una rodaja de salmón a la semana que gastarse tres euros y medio en leche, ¿verdad?

Eso desde luego sin entrar en si es verdad o no que el omega-3 es realmente beneficioso para el control del colesterol, dado que encontramos estudios científicos en las dos vertientes y aun no hay un consenso científico en este tema.

Conclusión, antes de gastarse una ingente cantidad de dinero en productos lácteos "mejorados" como el Actimel o las leches con Omega-3 consuman frutas, pescado, verduras y carnes y se ahorrarán ustedes dinero. No argumenten que el pescado y todas las comidas frescas son más caras, la realidad es que en los alimentos "mejorados" están pagando menos principio activo a precio de oro.

Publicar un comentario