domingo, 28 de abril de 2013

Usando gadgets con la voz


El otro día cuando entrevisté a mi propia hija (sale más barato que traer a un experto internacional y te ries más) para mi podcast “Mahjong en 10 minutos” dijo una frase que se me quedó a medias.

A la pregunta de qué le gustaba más de su actual Google Nexus 7 frente al iPad2, que ahora usa su madre, contestó “poder buscar cosas hablándole al tablet”.



La verdad es que como la entrevista no estaba preparada no me dió mucho tiempo de rumiar la respuesta pues estaba pensando en la siguiente pregunta.

Si te perdiste la entrevista puedes oírla aquí.



Después de la grabación, escuchando como había quedado, volví reparar en esa respuesta y pensé ¿con el iPad no se podía? La respuesta es no, antes de Siri, por lo que con el iPad2 no pudo, y al pasar a Android (en versiones 4.x) el tema del habla está más inmediato y la niña lo ha descubierto ella sola, y lo usa.

Al día siguiente cuando llegué a casa de trabajar la escuché en el salón hablando sola. Pensé que andaba con el Skype (otro de sus must-have que apuntó en la entrevista) y entré a decirle que dejara el Skype para ponerse con los deberes, pero me di cuenta de que lo que estaba haciendo era buscar en Internet diciéndole al tablet lo que buscaba. Lo de piensa mal y acertarás me falló estrepitosamente; parece que mi hija es más juiciosa de lo que era su padre con sus años.


Cuando le pregunté porque hacía las búsquedas por voz la respuesta fue dinamita. “Escribo muy lenta en el teclado, así voy más rápido”. Es cierto, aun le falta práctica en el teclado y desde luego comunicándose por voz con su tablet va más rápido. Espera a que descubra el micrófono del teclado virtual en Android... no volverá a teclear nada.


Ayer se lo volví a ver hacer cuando con su madre buscaba algo en Internet para un juego que estaban las dos usando en el PC. Curioso por dos temas.

Primero porque aunque estaban jugando en el PC (por supuesto con conexión a Internet) la niña prefirió buscar lo que necesitaba en el tablet de modo que podía ver la respuesta en el tablet mientras seguían jugando en el PC (era una especie de aventura gráfica). ¡Toma lección sobre la realidad de la era Post-PC! El tablet es un complemento, una segunda pantalla, mientras usa el PC.


Lo segundo curioso es que aunque lo que buscaba era complejo lo buscó con la voz... y lo encontró Google. Creo que la frase que buscó fue literalmente: “cuadrado mágico de 3 por 3 que suma 15”. Al loro con la frase, pero San Google lo encontró.

Así que razonando sobre lo que ví, a la tercera si despertó mi curiosidad (soy un poco lento, lo sé), reflexioné sobre lo que había visto estos días.

La niña sin que yo le haya dado indicaciones sobre el tema ha preferido empezar a usar el tablet con la voz porque teclea muy lento en los teclados virtuales (y físicos) y encima el Android funciona genial así.

La verdad es que yo he usado bastante la voz con el teléfono. Generalmente cuando conduzco para buscar en el GPS uso la voz. Me acostumbré con mi Samsung Galaxy Note pues al ponerlo en su estupendo soporte de coche activaba un entorno muy amigable que invitaba a usarlo con voz. (Hecho de menos esa combinación del soporte inteligente y el Note).

También en ocasiones en Android buscaba cosas sencillas por voz cuando a) debido a la luz de la calle no veía bien el teclado o b) quería impresionar a los usuarios de iPhone que pese a tenerlo con Siri apenas lo usan. Pero siempre eran cosas como “lo que sea” + “wikipedia”.


Ahora, donde el control por voz se sale es en mi nuevo Samsung Ativ S con Windows Phone 8. Funciona genial. Mejor que en Android. En concreto tiene una cosa que funciona mucho mejor que en mi antiguo Note y es que puedo mantener una conversación de mensajes de texto perfectamente sin soltar las manos del volante.

El Windows Phone 8 integra a la perfección con Facebook Messenger que no aparece como producto porque directamente está integrado en el sistema operativo, de modo que cuando me subo al coche conecto el teléfono al bluetooth del coche (o a mi “viejo” Jabra si voy en el Jeep que no tiene una rádio sofisticada con bluetooth) y a partir de ahí ya puedo recibir mensajes de texto y mensajes de Facebook Messenger y responderlos sin tocar el teléfono. Una gozada.

Cuando entra un mensaje SMS o Facebook Messenger el WP8 me dice: “Mensaje de texto de (fulanito) Escuchar o Ignorar?”. Si digo “escuchar” el WP8 me lee el contacto, pero ¡incluso me describe los emoticonos que aparecen en él! “Hola que tal estas (carita feliz)”. Aluciné la primera vez que escuché lo de “(carita feliz)”. Luego, al terminar de leerlo me dice “Usted puede Responder o Salir”. Aun en mi aerodinámicamente ruidoso Jeep Wrangler del 97, puedo decir que el sistema funciona perfectamente.

Mi manos libres de coche marca Jabra modelo SP700
Además puedo enviar mensajes no solo responderlos. Si por ejemplo mientras conduzco pulso el bluetooth (mantener un segundo pulsado mi Jabra) y digo “enviar mensaje a (fulanito)” el sistema me dice “diga el mensaje” y puedo mandar un mensaje si apenas haber soltado las manos. También puedo arrancar aplicaciones como el GPS y otras.

Hecho de menos la opción de dictar desde el teclado que tiene como posibilidad el Android 4 y no el Windows Phone 8, y no entiendo aún por qué. Yo lo usaba bastante cuando debía contestar un Whatsapp e iba conduciendo. Un simple click en el microfono que aparecía en el teclado y ya podía contestar (solo los whatsapp realmente urgentes) sin soltar el volante.

Pero esa opción no aparece en el teclado de WP8. Supongo que lo sacarán en alguna versión posterior puesto que su sistema de reconocimiento de voz (online como el de Android) funciona igual de bien que el de Google o incluso mejor. En el Jeep con el ruido aerodinámico tenía más problemas con el Note que ahora con el Ativ S., en ambos casos usandolo con el mismo manos libre Jabra y ambos teléfonos del mismo fabricante, así que la diferencia es el sistema online de Google versus el de Microsoft.

Hace tiempo conversando, no recuerdo el contexto, con el amigo Chulilla él argumentaba que el futuro de los interfaces hombre máquina era la voz y yo le decía que no lo tenía tan claro. Es evidente que él tenía razón y yo no.

Mirad también, por ejemplo, los vídeos sobre las Google Glasses, el principal modo de interactuar con ellas es la voz, y ella nos responde con imágenes, claro.

En conclusión, prueben a hablar con sus gadgets, seguramente sus hijos ya lo están haciendo y de todos modos sus equipos ya les reconocen la voz sin problemas y en algunas ocasiones puede ser una forma muy útil de usarlos. Y por Dios... si tienes un iPhone 4S o 5, háblale a la pobre Siri pues se encuentra triste y solitaria.

Les dejo con un ejemplo de mi Windows Phone 8 leyéndome lo mensajes que he grabado como un nuevo capítulo de "Mahjong en 10 minutos".



Publicar un comentario en la entrada