domingo, 19 de diciembre de 2010

Galaxy Tab vs iPad - Resumen final

Llevo ya varias semanas usando los dos equipos. Los he probado tanto en el trabajo como en el ocio, tanto dentro de casa como en movilidad. Y ya creo poder resumir mis impresiones al respecto. No esperen un ganador y un perdedor.

Sigue leyendo el artículo pulsando en "Leer resto de la entrada y comentarios" para averiguar quien se acerca más a lo que tu quieres.

Movilidad
En movilidad, aunque solo sea por el tamaño gana el Tab. Es un dispositivo que cabe en un bolsillo de nuestras gabardinas, cazadoras, abrigos o chaquetas sin problema. No precisas llevar, como es el caso del iPad, una mochila para transportarlo, o llevarlo siempre en la mano como un cuaderno.

Incluso, como tiene posibilidad de ser usado como teléfono de manos libres, para una emergencia, se puede usar. Por ejemplo cuando lo usé para reservar restaurante en Cordoba.

Lector de libros

Si hablamos de libros de puro texto, como novelas, o sea para sustituir el uso que hacemos de la mayoría de los lectores de ebooks, el Tab es mejor. Solo hay que observar que la mayoría de los lectores de ebooks miden 6" y el Tab 7" para entenderlo. Dado que las calidades de las pantallas de tanto el iPad como el Tab son idénticas, ahí no encontraremos problemas.

Si hablamos, por el contrario, de documentos técnicos o que mezclen imágenes con texto, la herramienta adecuada es el iPad. Su mayor tamaño de pantalla hará que sea más fácil leer esos documentos mixtos sin estar constantemente haciendo zoom in y zoom out. Además tendremos una visión más completa y clara de la página completa si es que estamos viendo un documento diseñado para A4 en uno de nuestros tablets.

Ya va siendo hora de que al diseñar los documentos pensemos en que serán leídos en tablet y no en formato A4, pero definitivamente en ese aspecto, documentos mixtos y revistas, el iPad es ganador.

Se me ha preguntado por los comics. No gasto, pero gente que si lo hace comentan que el tamaño del Tab es como el de los tradicionales manga y que por tanto las viñetas se verán del mismo tamaño. No se. Yo tiendo a pensar que en temas gráficos más pantalla es mejor, pero es lo que me han comentado.

Reproductor multimedia

El Tab, luego me extenderé sobre ello, tiene una ventaja grande sobre el iPad que es su sistema de archivos y como meto archivos en el dispositivo. No necesito iTunes ni nada parecido para cargar mi música, fotos y vídeos. Por otro lado, el Tab tiene otra ventaja sobre el iPad. Hay muchos programas para reproducir contenidos multimedia de varios formatos. En el iPad aunque hay otros programas son más limitados. Quizás por las normas de publicación en la AppStore que solo ahora comienzan a relajar.

Pero no quiero hablar de software, sobretodo cuando tienes disponibles muchos, sino de usos respecto al form-factor del equipo.

A ese respecto, el Tab como reproductor de música es mejor. Puedes llevarlo en el bolsillo mientras escuchas tu música en movilidad, cosa que con el iPad no puedes hacer. En cualquier caso, un reproductor MP3 o un simple teléfono (ni siquiera smartphone) hará esa función mejor.

Para ver fotos, el Tab tiene una pantalla muy interesante, pero si la movilidad no es importante, el iPad gana por goleada. Ver las fotos en la pantalla del iPad, en un formato doble de tamaño de las típicas fotos de papel es una delicia.

En cuanto al vídeo, el Tab presenta una pantalla más que aceptable, pero volvemos a lo mismo, el iPad es más grande y mejor. ¿Realmente? No lo tengo tan claro. Si tengo que estar sentado en algún aeropuerto perdido de la mano de Dios o incluso en mi propia casa durante 90 minutos sujetando el iPad para ver una película, casi prefiero sacrificar el 50% de la pantalla y tener sujeto un Tab. El iPad al cabo de un rato es molesto, y 90 o 120 minutos dan para mucho. Otra cosa es si lo estoy usando sujeto al reposacabezas del coche o encima de una mesa o mesita como en un avión o tren. Ahí evidentemente cuanta más pantalla mejor.

Insisto en que ambas pantallas son igual de buenas. Y por favor no me hablen de 1080p y esas cosas. ¿De verdad les aporta algo la resolución 1089p o 720p en una pantalla tan pequeña? Yo casi todo lo veo en calidad DVD y me vale. Eso son 480p si no recuerdo mal. Seguramente es porque yo me crié con los vídeos VHS y sus rayas blancas, su tracking y esas leches y soy poco exigente, pero en una pantalla de 42" el 1080p o el 720p se valoran, en una de 7" u 10" ya me pueden decir pero no me lo creo.

¿Formatos? Dijimos que no entraría en temas de software pues es un tema de que desarrollen o no para ese formato. Pero hay la tendencia a pensar que en el Tab puedes usar el formato que quieras (dentro de un orden) y en el iPad no. Eso era cierto al principio, pero para el iPad ya están saliendo programas que nos permiten ver más formatos, todos en realidad, excepto el FLV por alergia de Jobs a todo lo que huela a Flash.

Navegador de internet

Ya que menciono el Flash hablemos de Internet. Para navegar por Internet, dado que las páginas están diseñadas para pantallas más grandes que esas 7" o 10" considero que una pantalla más grande siempre es mejor. En líneas generales.

Luego hay que mencionar, eso si, que como siempre si la movilidad es una componente, el Tab ganará. Pero si solo hablamos de mostrar páginas webs, en mi opinión iPad gana.

Pero... ¿y que hay del Flash? El iPad no tiene Flash. ¿No debería hacer eso que el Tab ganase claramente en este apartado?

Sinceramente no lo tengo tan claro. Para empezar en el Galaxy Tab si tenemos activado el Flash las páginas donde hay animaciones y banners Flash (casi todas) literalmente se arrastran en comparación con las mismas páginas en un iPad. Por ello, Ctitanic me indicó que lo bueno es tener el Flash desactivado de modo que cuando encuentra contenido Flash nos muestra una señal azul hacia abajo y podemos pulsarla y entonces el contenido Flash se ejecuta.

Aun así el comportamiento general del navegador estándar del Tab vs el navegador del iPad, Safari, es muy inferior. En el Tab las páginas aun con Flash desactivado y el zoom funcionan menos fluido que en iPad.

Efectivamente llegaremos en algún momento a páginas Flash donde nuestro iPad se quedará sin poder entrar. A mi no me suele pasar, a otros amigos si que les pasa con cierta regularidad. Será que evito el Flash desde hace años.

Otro tema es que los sitios Flash detectan al Galaxy Tab como si de un teléfono móvil se tratase y te envían a las versiones reducidas o de pago de la página. Eso hace imposible en principio entrar en Megavideo por ejemplo. Pero no solo eso. Muchos sitios de juegos o vídeos hacen exactamente lo mismo.

Si no usamos el navegador estándar del Tab podemos cambiarle el UserAgent para tratar de engañar al sitio web diciéndole que nuestro navegador es Firefox en un ordenador de sobremesa en vez de Android. Eso solo funciona en algunos sitios. En otros la pregunta no se la lanzan al navegador sino al propio cliente de Flash y no se le engaña. Por ejemplo esto pasa en GrooveShark.

En Internet se ha publicado como, haciéndose root en el Tab, puedes desinstalar el cliente Flash e instalar uno parcheado para engañar a esas páginas. Pero como ya he comentado muchas veces nunca comparo el Tab "rooteado" ni el iPad con jailbreak. Quiero usar y comparar las máquinas tal y como fueron diseñadas.

Y cuando digo el navegador estándar del Tab lo digo porque por contra de lo que pasa en el iPad los navegadores si pueden ser diferentes, usar un motor distinto y por tanto rendir de modo muy distinto. Yo he usado Dolphin Browser HD en el Tab como sustituto y va mejor en muchos aspectos que el estándar del Tab. En el iPad no me digan que hay otros navegadores, uso iCab muchísimo, pero entiendan que iCab y otros siempre terminan llamando a las APIs del Safari. Lo crean o no. Por eso solo añaden alguna (o muchas) características, pero el rendering de las páginas no mejorará puesto que son todos con las API de Safari. En el Tab no es así, puedes usar otros navegadores con no solo otras características sino con motores internos distintos y por tanto con otros rendimientos.

En resumen, dos puntos para el iPad para navegar a Internet por el tamaño de la pantalla. Y un punto para el Tab por tener Flash y otro punto más por tener navegadores reales alternativos. Empate diría yo. De verdad que tener Flash pero no poder usarlo no me es muy diferente que no tenerlo.

Correo, Skype, Facebook, Twitter y resto de redes sociales

En este aspecto ambas máquinas funcionan igual de bien. Con lo que la única diferencia será como siempre, si pretendemos utilizar estos servicios en movilidad o mayoritariamente en casa y en el trabajo. En el caso de que la respuesta sea en movilidad el candidato es el Galaxy Tab.

Interesante es que siempre procuro utilizar los clientes oficiales. El de Facebook para Android es muy bueno, y el de Twitter para iPad simplemente es excelente. Antes usaba Twitterrific pues es el que usaba en el Mac y como lo había para iPad/iPhone lo seguí usando; hasta el momento de probar el cliente oficial de Twitter para iPad que es muy muy cómodo.

Pero en general, como ya he dicho cualquier tablet nos vale para este fin.

Tecleando

Teclear es una de las claves para decidir que tablet nos es más útil. Yo soy de mucho teclear. Tanto en foros, blogs, artículos, etc. Por ello a mi me resulta más cómodo el iPad con su funda de Apple hecho un atril sobre una mesa o sobre mis piernas para teclear estos largos documentos.

Cuando me dieron el Galaxy Tab comprobé que si bien un email corto, entradas en redes sociales y notas medianas se teclean muy cómodamente con el teclado del Tab, la realidad es que para documentos largos me resulta difícil. El teclado del Tab es de pulgares, esto es, que se tiende a usar poniendo el Tab en vertical, tomándolo con las dos manos y escribiendo con los pulgares. Esto en documentos largos me resulta muy, literalmente, doloroso. En documentos largos prefiero el teclado virtual del iPad que se tiende a usar en apaisado y con varios dedos.

Una alternativa en el Tab es usar el modo de entrada Swype que ya vimos en vários móviles con Android y que me llamó mucho la atención. Consiste en no teclear sino deslizar el dedo sobre las teclas que componen una palabra. El sistema detecta los giros y con ayuda de un diccionario completa las palabras. Lo he probado en teléfonos y funciona muy bien. Podría acostumbrarme, pero... Pero en el Tab, por mucho que he leído encendidas defensas de este sistema, no me parece una buena solución.

El motivo es que la pantalla es grande para deslizar el dedo. Imaginen que el recorrido que ha de hacer para componer una palabra como "porque" que implica ir de un lado a otro del teclado, es algo más del doble que en un móvil. Lo que en el móvil se gana en rapidez en el Tab resulta que terminas con el dedo pelado. En serio, hay que probarlo en ambas máquinas para entender porque en el Tab no es una opción.

En resumen, si vamos a teclear poco y en movilidad tu tablet es el Galaxy Tab. Si por el contrario te enrollas, como yo, al escribir y quieres hacerlo en el tablet, el tuyo es un Apple iPad.

Como herramienta de productividad

Yo entiendo productividad como producir y leer documentos ofimáticos, realizar presentaciones, trabajar con el correo, visualizar documentos técnicos, correo corporativo, etc. Básicamente la idea es ver en que medida puede llegar un tablet a sustituir a un portátil y sobretodo a un netbook.

Ahí el ganador por goleada es el iPad. El Galaxy Tab no esta concebido para esto, quizás el iPad tampoco, pero al tener más pantalla y sobretodo un teclado mayor, el iPad ha sustituido totalmente al netbook (Nokia Booklet 3G) que antes llevaba. Me permite ver y crear documentos Word y Excel en una pantalla de razonables dimensiones. Me permite ver presentaciones y reproducirlas. Me permite trabajar con planos haciendo menos zoom que en el Tab.

En mi opinión, con sus restricciones, un iPad puede llegar a sustituir a un netbook. Un Galaxy Tab no.

Eso si, si solo entendemos productividad como enviar y recibir correos y poder ver más o menos los ficheros adjuntos cualquier tablet nos vale. Tengo la mayoría de los directivos con Blackberry haciendo precisamente eso todo el día. Pero una Blackberry no sustituye a un netbook.

Una carencia importante que he visto en el Galaxy Tab es que parece que no anuncian un cable VGA que si tiene el iPad. Esto en temas de productividad es importante pues la inmensa mayoría de proyectores en los clientes nos los encontramos con entrada VGA. Desconozco si es un problema de hardware (irresoluble) o de software (solucionable).

Juegos

Evidentemente el iPad salió antes y existen infinidad de juegos, unos migrados desde el iPhone, otros mejorados respecto a la versión del iPhone y los menos programados expresamente para el tamaño de pantalla del iPad. Pero si me tengo que decantar por un tablet para jugar ese es el Galaxy Tab.

Bien es cierto que los juegos pueden quedar mucho más espectaculares en la pantalla del iPad, pero hablamos de conceptos de jugabilidad similares a los de las consolas de mano tipo PSP. Pues bien, en ese concepto cuadra mucho más el Tab por el tamaño.

Bien es cierto que mucho del problema radica en el modo de desarrollar juegos para tablets. La mayoría de los desarrolladores solo los hacen más vistosos, pero los controles son los mismos en una aplicación para iPhone que en una para iPad. Eso no puede ser así. Varias personas me han indicado lo molesto que es jugar a un FPS (First Person Shooter) en el iPad porque los controles son demasiado grandes o pequeños o alejados para poder usarlo. Otras personas me han manifestado lo difícil que resulta realizar gestos a dos manos en el iPad pues hay que tenerlo apoyado. Todo eso es cierto, pero son problemas de como los desarrolladores entienden los tables, básicamente como teléfonos grandes.

En cualquier caso, resulta mucho más cómodo usar el Galaxy Tab como consola de mano que el enorme iPad. Gracias a Dios los desarrolladores de Android ya lo han visto y están sacando muchos juegos para Android y algunos ya tienen versión HD.

En resumen, en mi opinión, en materia de juegos, y aun habiendo menos, el Tab gana por absoluta goleada.

Android Market vs AppStore

Ya que hablamos de aplicaciones hablemos de los sitios donde encontrarlas.

En primer lugar decir que aun no he probado el nuevo Android Market pues salió no hace una semana, por lo que la comparación es con el antiguo.

Siendo incluso así, ambos sitios me parecen muy buenos. Pueden buscar aplicaciones, leer comentarios, ver capturas de pantalla y, como no adquirirlas gratis o de pago.

Cada una de las tiendas tienen sus limitaciones para poder subir aplicaciones y se supone que tienen unas garantías de que lo que te bajas no dañará al equipo. Pero en el caso del Market eso nunca me ha quedado demasiado claro, aunque según me dicen si lo es. Quizás tengo demasiado metido en la cabeza la propaganda anti-Apple contra las restricciones de la AppStore y me lleva a pensar que esta es más segura. No lo se.

Curiosamente al instalar una aplicación del Market en el Galaxy Tab nos dice que es a lo que la aplicación tiene acceso, como a Internet, o a tus contactos, o al calendario, etc... A parte de que algunas autorizaciones a mi me parecen crípticas, ¿que espera Google que si no nos gusta a que le damos acceso no la instalemos? Puede, pero es confiar en que el usuario va a ver que una aplicación de juego no tiene porque acceder a los contactos o combinaciones aun más crípticas.

Pero vamos en ambas tiendas encontraremos desde aplicaciones para tirarse pedos a autenticas joyas que nos ayudarán en nuestro día a día. De hecho todas las aplicaciones que uso en mi iPad mayoritariamente las encontré para Android y las instalé en el Tab sin mayor problema, y las que no eran exactamente la misma encontré otras similares que en nada tenían que envidiar.

Sistema operativo, entorno y multitarea

iOS o Android, he ahí la cuestión. La respuesta sorprendente es que el entorno del Galaxy Tab me parece más interesante que el de iOS. Los widgets molan. Los detractores dicen que hacen que la pantalla esté muy llena, pero la realidad es que somos nosotros los que decidimos en que medida cargamos la pantalla de información. La verdad es que si lo configuras adecuadamente, solo por encender el Galaxy Tab ya tienes una idea de varia información si tienes los widgets instalados. ¿Tengo tweets pendientes, facebook, la hora, la temperatura? Todo eso de un rápido vistado.

En iOS esto no es posible. Cierto es que los iconos nos informan de los mensajes, tweets y notificaciones de facebook que tenemos pendientes, pero no podemos ver el resto de la información que he mencionado y desde luego no de una forma tan inmediata.

Las pantallas de iconos y como responden al abrir los iconos es igual de rápido en uno y en otro. La fluidez de iOS en el iPad es proverbial, pero la de Froyo en el Galaxy Tab me ha sorprendido alegremente.

La multitarea, aunque ya le dediqué un post completo, me parece más sencilla de implementar y más "como la conocemos todos" en el Tab que en el iPad, pero esto no es necesariamente bueno. La gestión de la memoria (escasa en ambos equipos) es mejor en el iPad y si las aplicaciones están bien preparadas para multitarea funciona de un modo más optimizado en iOS que en Android.

El problema es que si bien en Android no hace falta preparar mucho la aplicación pues el sistema operativo gestiona la multitarea, en iOS las aplicaciones deben estar preparadas para multitarea o pueden provocar problemas inesperados.

También es más fácil desarrollar para Android que para iOS. En el caso de este último no basta con tener un dispositivo y un ordenador con el SDK para desarrollar. El ordenador ha de ser un Mac si o si y aun teniendo el dispositivo no puedes subir los programas que realices si no pagas los casi 100 euros anuales de licencia de desarrollador. En el Android por el contrario puedes desarrollar en Mac o en Windows y luego subes el programa con toda tranquilidad a tu equipo para probarlo a fondo.

Por lo tanto el debate de sistemas operativos que en principio esperaba que se volcara a favor del iOS ha resultado en mínimo empate con nominación especial a favor del Android por todo el tema del desarrollo.

Sistema operativo, el sistema de archivos

Aquí el pastel se lo lleva Android.

En iOS cada aplicación es responsable y almacena sus propios archivos. Posteriormente Apple ha desarrollado un API "abrir con" pero lo que hace pese al nombre es copiar el archivo desde el entorno de una aplicación a la de otra. Con esto te encuentras con ficheros duplicados e incluso triplicados o más y nunca sabes cual es el que realmente te interesa.

En Android el sistema de archivos es común, por lo que puedo abrir un JPG con una aplicación donde me gusta como hace los filtros y luego abrirla con otra aplicación que me gusta para hacer anotaciones, y seguiré teniendo un único archivo.

No entiendo el motivo de Apple para implementar iOS de esa manera tan absurda, por ello en este punto gana el Galaxy Tab con diferencia.

Además está el hecho de cargar archivos al dispositivo. En iOS has de usar si o si el iTunes. En Galaxy Tab aunque hay un programa llamado Kies, por cierto que soporta muchísimas y razonables críticas, no lo necesitas puesto que si lo conectas a cualquier PC o Mac te lo verá como un disco duro externo y simplemente cargaremos los ficheros donde queramos copiándolos. Otro punto para el Galaxy Tab.

Conectividad, puertos y cámaras

Ambos equipos disponen de conectividad 3G y Wifi. En ambos funciona según lo esperado. Si que he visto que el Tab se lía a veces al entrar y salir de áreas de cobertura de Wifi donde al estar fuera activa el 3G. Hay veces que he tenido que resetear el Wifi y el 3G a mano para forzar al tablet a que se aclare de si sale por un sitio u otro. Nada grave en cualquier caso.

En cuanto a puertos, los dos tienen aproximadamente las mismas carencias. Cable USB especial pues no tienen puertos USB, y en el caso del Tab tiene una microSD, pero no tienes modo de meter la SD de la cámara o conectar la cámara al equipo. En el iPad tenemos el Camera Kit para esas funciones. Los problemas aparecen debido a las limitaciones impuestas por Apple a lo que puedes y no puedes hacer con el iPad. No ve los discos duros externos. Los problemas tienen mejor pronóstico en el Tab que ya ha anunciado su Camera Kit, que en el iPad que depende de los caprichos de Jobs y sus extrañas limitaciones.

La cámara. El iPad no tiene. El Tab tiene dos. La de atrás para sacar fotos, bastante mala pero mejor que nada y la de delante para videoconferencias. En mi casa tener algo aunque sea malo es más que no tener nada. Punto para el Galaxy Tab.

Conclusiones

Ahí donde lo importante sea un equipo para movilidad el Galaxy Tab será superior al iPad. Se puede usar de pié y teclear sin problemas con una mano o con su teclado de pulgares. Luego podemos meterlo en un bolsillo y seguir con nuestro trabajo.

Pero con el contrario, en aquellos casos donde la movilidad no sea tan importante pero que gustemos de navegar por Internet y de teclear cómodamente sentados el iPad es nuestro tablet.

Si a esto sumamos las absurdas limitaciones del iOS podemos ver que el Galaxy Tab con un poco más de publicidad seguramente se convertirá en un tablet de referencia. Yo por mi parte echaría de menos mi teclado virtual grande del iPad, así que al final....

... me quedo con los dos. El Tab para el ocio en movilidad y el iPad para casa y el trabajo.

Pero... pero... ¿y si tengo un smartphone?

Este es un tema que me ha surgido al final del estudio. ¿Si tengo un smartphone necesito un tablet de 7" para movilidad? Sinceramente creo que si tienes un smartphone de 4" que usas con los programas mencionados y para las funciones donde digo que el Tab es mejor, el smartphone pisará el terreno totalmente al tablet.

Esto no es tan evidente en el iPad. Yo usaba en movilidad el iPhone 4 para leer los correos, tweet y facebook y luego al llegar a la oficina usaba el superteclado virtual del iPad para contestar.

Pero... si estoy afirmando que el Galaxy Tab de 7" es un equipo para el ocio en movilidad y eso es en muchos casos un smartphone... ¿necesito los dos? Mi opinión es que no. Sencillamente. Una de dos, o usas un móvil sin pretensiones, de gama baja además del Galaxy Tab o si tienes un buen smartphone como el Galaxy S o el iPhone, olvídate del Galaxy Tab.

Publicar un comentario