martes, 11 de enero de 2011

Comprar, tirar, comprar

Por medio de Twitter me llegó la noticia desde Engadget sobre un documental de TVE 2 que pasaron anoche llamado "Comprar, tirar, comprar". El documental trata del concepto de la obsolescencia programada.

Gracias a la excelente implantación de RTVE en Internet el documental puede ser visto incluso aunque se lo perdiera en directo. Puede acceder a estas direcciones y buscar el documental. Merece la pena verlo.

Si tienes un iPad puedes verlo aquí bajo el epígrafe "Programas"

Si entras desde tu PC búscalo en esta otra página

¿Qué es la obsolescencia programada? Básicamente consiste en que los productos salen con fecha de caducidad para que se estropeen en un tiempo determinado. En el documental muestran varios ejemplos como las bombillas incandescentes que duraban 1.000 horas o el caso que inicia el documental relacionado con las impresoras de tinta.

Por esas casualidades de la vida, el fin de semana me ví en la necesidad de imprimir unos ejercicios de mi hija para el colegio y desde hace tiempo tengo la impresora rota. Una HP Laserjet bastante maja que se frió por obra y gracia de Iberdrola que en mi zona tiene constantes sobretensiones. Cuando llamé a mi compañía de seguros me dijeron que debía llevarla a reparar y que debían escribir un informe técnico sobre los motivos de la rotura para que una vez pagada la factura los de la compañía de seguros me la reembolsaran. Al llamar al servicio técnico me dijeron que si la llevaban ellos la repararían pero que el coste de reparación sería mayor que el de una nueva y claro, si el informe técnico, que se comprometieron a hacer, no era aceptado por la compañía de seguros me encontraría pagando por una impresora reparada más que por una nueva. Como no tengo mucha necesidad de imprimir pues la situación quedó en el aire, no la reparé ni compre una nueva.

Como a la niña le urgía imprimir sus deberes para la vuelta de vacaciones saqué del baúl de los recuerdos mi impresora de tinta. Uso el truco de tener los cartuchos en la nevera con lo que no se me secan aun pasando, como es el caso, más de tres años desde que los desembalé (recomiendo el truco, mételos en una bolsa de plástico con cierre zip y déjala en la puerta en la zona donde se suelen guardar los huevos o la mantequilla).

La impresora era mi impresora principal cuando tenía el PC con XP pero luego pillé la HP con conexión de red y dejé de lado la de tinta solo para imprimir en color. Vale, pues conecto la Lexmark al PC de mi mujer con Windows7 y cargo el CD de instalación. Sorpresa. No se soporta en Windows7. Si en Vista, pero no funciona en Windows7 y eso que he realizado varios intentos a bajo nivel y sabéis que mis conocimientos son buenos en estos temas. Nada que hacer. Bueno, sin miedo, conecto la Lexmark a mi iMac y cargo el CD de instalación. Sorpresa. Solo se soporta hasta la versión 10.5 de Mac OS X y yo ya tengo la 10.6 (Snow Leopard).

Una impresora en perfecto estado, con cartuchos conservados perfectamente en la nevera como la cabeza de Walt Disney, pero que ya no tiene driver ni para Windows7 ni para Snow Leopard. ¿Casualidad? A ver, ¿me están diciendo que la 10.5 y la 10.6 o Vista y Windows7 difieren tanto que los programadores de Lexmark no han podido sacar una versión del driver? No, los programadores no son los culpables. El culpable es la obsolescencia programada. Como hay gente como yo que no usa suficiente la impresora como para que se "averíe" como la del documental (véanlo si aun no lo ha visto) pues los fabricantes dejan de dar soporte a sus productos.

Un vecino, ex-jefe, ex-socio y pese a todo eso buen amigo me imprimió los deberes de la niña, pero además me recomendó una tienda en el polígono Europolis en Las Rozas de Madrid donde venden electrodomésticos y gadgets de outlet. Outlet son productos de series pasadas, exposiciones, etc, que se venden a un precio inmejorable y que se garantizan por un año. En la calle Londres del citado polígono tienen esa tienda. Pues bien he elegido una impresora láser color con conexión a red ethernet marca Canon modelo LBP7200Cdn. Su PVP en tiendas es de alrededor de 350 euros, es de gama alta. A mi me ha costado 99 euros, cartuchos incluidos.

Impresionante ¿verdad? Pues hombre, el problema es cuando se me gasten los cartuchos incluidos porque tiene 4, uno negro y tres de color y el de negro cuesta como 98 euros y los de color unos 115 euros cada uno. Efectivamente, más de 400 euros me costará volver a cargar de toner la impresora, o como hace el amigo que me presentó la tienda, se va, compra otra nueva de outlet y listo.

Obsolescencia programada. Y el medio ambiente y los recursos del planeta, pues eso... Y la vieja a la basura para que termine en un vertedero de Ghana, como en el documental.

Hmmm... ¿les he recomendado ya que vean el estupendo documental de La 2? Véanlo.
Publicar un comentario