lunes, 8 de febrero de 2010

El timo llamado Tussikind

Seguimos con la homeopatía.

El sábado por la mañana se levantó mi hija (7 años) con una horrorosa tos seca. No tenía nada por casa así que le di un poco de leche con miel y ahí anduvo pero a eso del medio día llevaba ya tanto tosiendo que le dolía la tripa de toser. Nos metimos en el coche y nos fuimos a Aluche, el barrio de mis padres. De camino paré frente al Carrefour del barrio y mi mujer se bajo para ir a la farmacia del centro comercial a comprar algo para la tos. Le dije, trae algo para la tos pero mira que sea para críos.

Al rato apareció con unas pastillas y seguimos a casa de mis padres. Al llegar me liaron con varias cosas así que mi mujer le dio una de las pastillas a la cría y se leyó el prospecto. Me dijo, que se podía tomar una cada hora pero hasta 9 pastillas. Me pareció una barbaridad, pero lo dejé correr. A las 3 se tomó la segunda pastilla. A las 4 de la tarde seguía quejándose y me fui a por el bote de las pastillas para ver que era lo que había comprado mi mujer. Tussikind. Ni idea. En la caja sale un crío con bufanda. Y de pronto SORPRESON. Leo justo debajo del nombre del medicamento la leyenda "medicamento homeopático".

Empecé a decir tacos durante 10 minutos. Mi mujer que algo sabe del tema homeopático pues ya se lo había explicado también se puso a jurar en araméo. El caso es que el farmacéutico, perdón, el presunto farmacéutico le había dicho, sin indicarle que era un remedio homeopático, que eso era lo mejor para la tos. ¿Precio? pregunté yo. Trece euros con cincuenta céntimos.

¡Trece euros con cincuenta! Otra vez a decir tacos. Mi madre me preguntó que que me pasaba y les conté que nos habían dado un potingue homeopático sin decírnoslo. Curiosamente mi madre me dijo "hijo, eso de las hierbas no creo que le haga daño". Entonces le expliqué que era y en que consistía la homeopatía, básicamente lo comentado en el artículo anterior. Aun así ella dijo que si lo vendían en farmacia serviría para algo. Yo le expliqué que no y la reté a tomarme yo todas las pastillas de golpe.

Mi padre algo más informado me preguntó sobre la composición y yo calculadora en mano se lo expliqué.

Los "medicamentos" homeopáticos modernos en su composición se refieren a las cantidades y diluciones con un código consistente en la letra D seguida de un dígito, según esta tabla:

D1 = 1/10 = >una parte de cada diez
D2 = 1/100 => una parte de cada cien
D3 = 1/1000 => una parte de cada mil
D4 = 1/10000 => una parte de cada diez mil

Etc...

En la composición del Tussikind leemos:

Composición por un comprimido de 100 mg

Antimonium sulfuratum aurantiacum (A.S.U. por abreviar) D3 10 mg
Bryonia D3 10 mg
Drosera D3 10 mg
Ipecacuanha D4 10 mg
Spongia D3 10 mg
excipientes c.s, contiene lactosa

Esto quiere decir que si tomamos la Drosera (que es una planta carnívora) vemos D3 en 10 miligramos lo que quiere decir que en 10 miligramos hay una parte de 1000 de Drosera y el resto es excipiente, esto es lactosa. O sea hay 0'001 mg de Drosera en cada pastilla. Haciendo esos cálculos tenemos:

0'001 mg de A.S.U.
0'001 mg de Bryonia
0'001 mg de Drosera
0'0001 mg de Ipecacuanha
0'001 mg de Spongia

Si sumamos tenemos 0'0041 mg de principio activo en una pastilla que pesa 100 mg. Esto es en cada pastilla hay 99.9959 miligramos de lactosa. O sea, el 99.9959 % de la pastilla es lactosa. Las pastillas de leche que comprábamos como chuches cuando éramos pequeños.

Conclusión un timo. Si me tomo un vaso de leche y el vaso está un poco sucio tomo más sustancias distintas de la leche que en esas pastillas.

Es más, supongamos que me quiero suicidar, en el próximo artículo hablaré del suicidio homeopático, y me todo TODO el frasco de 120 pastillas. Estaría tomando:

0'12 mg de A.S.U.
0'12 mg de Bryonia
0'12 mg de Drosera
0'012 mg de Ipecauanha
0'12 mg de Spongia

... y claro 11.999508 gramos... vamos 12 gramos de lactosa.

Para que se hagan una idea de lo ridículas que son esas cantidades TOMANDO EL BOTE ENTERO tomo 0'492 miligramos de principio activo. Si miro la composición del, pongamos por caso, Gelocatil de 1 gramo, tiene 1000 miligramos de paracetamol y nada más que añadir. 1000 miligramos de principio activo comparado con el ni medio miligramo del Tussikind.

Como no se le quitaba la tos, toma claro tomando solo lactosa no se quita, bajé a la farmacia de enfrente de casa de mis padres que aun estando cerrada me dio la información de que la farmacia de guardia era... si, la del centro comercial del Carrefour de Aluche. Conclusión tome a la niña y a la madre de la niña y nos volvimos hacia El Escorial, parando en Galapagar en una farmacia a comprar Romilar, jarabe que le di y al cabo de media hora ya no tenía tos. Los milagros del Dextrometorfano hidrobromuro, que es el principio activo del mencionado jarabe. Por cierto, cuesta ni 3 euros. Eso para los homeópatas que dicen que las farmacéuticas se hacen de oro con los medicamentos... pues no veas las farmacéuticas que hacen preparados homeopáticos, 12 gramos de lactosa a 13,50 euros sale a ¡¡¡más de un euro por miligramo!!!

Así que señores, si tienen la desgracia de tener que ir a la farmacia del Centro Comercial Plaza de Aluche en el Carrefour de la zona tengan cuidado con un presunto farmacéutico que según mi mujer era algo obeso y calvo y que según el ticket de compra dice llamarse Camilo. Este elemento si puede y sin previo aviso les endosará algún "remedio" homeopático y les clavará una cantidad de dinero.

Ay Camilo, lo que te gusta el camelo.

Pongo los datos completos para que estén alerta:

Farmacia Plaza Aluche
Avda. De los Poblados 58
Madrid
Telefono 915094389
N.I.F.: 1473547-Y
Atendió: CAMILO

¿Lo peor de todo? En la farmacia en la que miré el horario de atención para el barrio, una farmacia al final de la calle Maqueda, justo debajo de la cruz verdad pone un gran rótulo que dice... HOMEOPATIA. ¿Dos de dos? ¿Dos farmacias en el mismo barrio vendiendo chorisandeces homeopáticas? No puede ser casualidad... ¿se está extendiendo el uso de esta basura entre los farmacéuticos?

Al farmacéutico de Galapagar le conté la epopeya y me sacó de un cajón un bote de Tussikind. Me dijo que solo tenía uno por si la gente venía pidiéndolo, pero que cuando lo pedían trataba de convencerles para que compraran otra cosa diciéndoles que era poco eficaz (queriendo decir que no sirve para nada). Pero que por supuesto jamás se le ocurriría proponerlo él. Le pregunté porque lo vendía entonces y me dijo que si no lo tenía los clientes que lo pidieran se largarían a otra farmacia.

Bueno no le pude echar nada en cada.

Seguiré contándoles cositas de la chufla esta de la homeopatía.

Publicar un comentario en la entrada