miércoles, 18 de agosto de 2010

IPad en el verano

La verdad es que las vacaciones de verano se prestan a un uso intensivo del iPad. Es cierto que estío rima con hastío, pero ese bajón veraniego, probablemente por una beneficiosa bajada de la tensión arterial por estar a nivel del mar, lo estoy combatiendo este año con en iPad.

De entrada estoy leyendo una barbaridad. Primero fue "Ensayo sobre la ceguera", después "La sonrisa etrusca" y ahora estoy leyendo "Don Quijote". Si, como lo oyen, El Quijote de toda la vida y que como buen español aun no había leído completo. Pues ahí estoy. He tenido que esperar a tener un iPad para meterle mano al Quijote. Curioso.

Leer el correo y navegar por Internet son otras dos actividades que estoy llevando a cabo con el iPad a diario. Hay que mantenerse conectado al mundo, ¿no?

El Mundo, no que me suelta el vientre, pero si El País leo todos los días bajando la versión PDF a la cual tengo acceso como suscriptor (bueno, mi padre lo es). Lo bajo con Goodreader y lo leo en el mismo programa pues es muy cómodo con sus gestos de ampliación etc. Por cierto, viene una nueva versión de Goodreader y promete. De entrada dicen que incluirá la opción de anotar y marcar PDFs. Interesantísima opción. La verdad es que si solo vas a comprar una aplicación para iPad esa debe ser Goodreader.

Y hablando de comprar, la última aplicación que he comprado es un juego, contra todo pronóstico. Se trata de TouchRummy que sirve para jugar al RummiKub (ver este enlace en Wikipedia) contra otra persona que tenga el programa o contra el ordenador. Es entretenido. Las normas de uso de los comodines no son las que usamos cuando jugamos en familia pero vamos está muy bien hecho en 3D. Lo encontré buscando un juego de mahjong para iPad, no el solitario de hacer coincidir fichas sino el auténtico de 4 jugadores, y al no encontrar nada interesante adquirí ese RummiKub pues básicamente es un juego basado en el mahjong, como otros muchos en Occidente.

Otra cosa para la que estoy usando el iPad es como almacén de las fotos que hago con mi cámara. Las paso a la biblioteca de fotos con el Camera Kit y las puedo borrar tranquilamente de la tarjeta de la cámara. Además en los ratos libres uso Filterstorm para ir editándolas. Este programa, de pago, es excelente para tratar el color y la edición de fotos. Tiene herramientas propias del mismo Photoshop como los pinceles de clonado y las màscaras de color. Interesantísimo pese a que en la última actualización le cambiaron el interface y he andado algo perdido, aunque el cambio fue a mejor.

Por último, para la vuelta, tengo varias películas cargadas para que la cría las vaya viendo en el coche y los 700 kilómetros se le hagan algo más cortos a ella... y a mi ya puestos pues no oiré tantas veces el temido "¿cuanto falta?".

Como veis el iPad es el compañero perfecto de todo viajero. Y eso sin contar que en los desplazamientos y visitas a ciudades puedes usar su GPS para orientarte. El otro día busqué en el programa AroundMe los cines a los que quería ir y el propio programa me enlazó con Navigon para darme instrucciones de como llegar. Impresionante. Por cierto que se confirma mi primera impresión; desde que tengo el iPad cada vez uso menos el iPhone, y eso que ando enchochado con mi nuevo iPhone 4, pero ya saben, a Rey muerto Rey puesto y mucho de lo que hacía antes en la pantalla pequeña del iPhone lo hago ahora más cómodamente en la pantalla del iPad.

Saludos y buen verano... lo poco que nos queda.
Publicar un comentario en la entrada