lunes, 9 de agosto de 2010

Mi nuevo iPhone4

Pues si señores, pese a los antennaGates varios, pese a las presuntas manchas amarillas en la pantalla y pese a lo que pensé inicialmente, ya tengo mi nuevo iPhone4.

¿Por qué? Principalmente hay tres motivos, bastante poco interesantes. Primero porque puedo permitirme probarlo sin demasiado menoscabo en mi bolsillo. Segundo porque quería comprobar si era verdad que Apple la había "cagado" tantísimo con este producto. Y tercero y principal porque me señora mujer quería un iPhone y es la opción más razonable; que ella herede mi 3GS y yo pruebe el 4.

Bueno, lo primero en pleno unboxing, es que es bonito. No se a quien se le pasó por la cabeza decir que es feo o más feo que el 3GS. Es plano, es elegante, es Apple.

Lo segundo, el transformador. Impresionante. Es una clavija de enchufe. Nada más. Parece ser que ya algunos de los últimos 3GS venían con este cargador. Mi 3GS y mi iPad vienen con el mismo cargador, que es igual de elegante y de diseño revolucionario, pero nada que ver con el minimalismo de este nuevo.

Lo tercero. Gracias iTunes. El programa es la pera. Ya cuando pasé del 3G al 3GS pude comprobar lo sencillo que es migrar de un iPhone a otro. Fácil, muy fácil. Haces una última sincronización con el anterior. Conectas el nuevo y le dices que lo quieres instalar desde el backup del antiguo. Listo. Nunca vi nada tan sencillo.

Bueno ahora mismo ando instalando las aplicaciones que tenía en el 3GS y luego me pondré a probarlo. Las prioridades son claras.

Primero el antennaGate. Ya he hecho una primera prueba. Como vivo en zona rural, tengo en mi estudio una sola línea de cobertura. Nada más. He llamado al buzón de voz y mientras me leía los mensajes he puesto el dedo en "el botón de apagar". Nada. No lo entiendo. Me creo a piejuntillas los vídeos que he visto, pero a mi, insisto con una sola línea de cobertura, me sigue funcionando aun haciendo contacto entre los dos trozos de antena. De todos modos quiero probarlo más a fondo y grabar un vídeo.

Segundo, mi pena negra, la cobertura del GPS. Ya pude comprobar que la antena de GPS del iPad es mucho más potente que la del 3GS. Ahora lo que quiero comprobar es si la del iPhone 4 es tan potente y fiable como la del iPad. Con el mismo programa, Navigon MobileNavigator, el iPad colocado en el coche en un sitio poco favorable como es a la altura de la palanca de cambios bajo la radio da un posicionamiento perfecto mientras que el 3GS puesto en su ventosa del parabrisas posiciona en carretera como unos 10 metros por detrás del punto en el que estamos. Eso en carretera abierta. En ciudad, en calles estrechas, el 3GS pierde ocasionalmente la cobertura y el iPad ni se entera y sigue con su posicionamiento perfecto. Quiero probar como va el GPS del iPhone 4 pues es, creo, el mismo chipset que el del iPad.

Seguiremos informando.
Publicar un comentario en la entrada