miércoles, 2 de marzo de 2011

Previa a la presentación del iPad2

Lo escrito queda, dicen, así que esta mañana paseándome por los foros de Dios a ver que es lo que dije sobre el iPad cuando salió me di cuenta que donde más duro fui en la crítica fue en este blog.

Os invito a releer el artículo del 27 de enero de 2010: iPad - El peor/mejor nombre para un iPod con esteroides

En junio de ese mismo año compré el iPad Wifi+3G con 64 GB, el tope de gama. Con lo que ya llevo 8 meses con él, se me ha hecho largo, parece más tiempo.

¿En que acerté en esa crítica y en que fallé? ¿Qué espero de la presentación del iPad2 esta tarde?

Eso es lo que pretendo comentar aquí.

Empezaba diciendo el año pasado que el iPad era un iPod con esteroides. Lo sigo pensando, pero en aquel momento evidentemente lo decía en tono peyorativo, aunque luego encontré que era por desconocer los iPod Touch. Luego vi que precisamente el tener una pantalla tan grande era lo que marcaba la diferencia. Salieron las aplicaciones HD y ese iPod con esteroides fue un buen compañero en el trabajo y en el ocio.

El nombre, el nombre no me gustaba, mi favorito era iTablet, lo sigue siendo, entre iPad y iPod hay poca diferencia. Pero bueno, ahora el nombre es lo de menos, ¿no?, la ola llegó y la ola arrasó.

Luego hablé del diseño. Por un lado el aluminio de atrás me resultaba molesto al tacto. Me lo sigue pareciendo. Y es curvado por detrás con lo que no asienta en la mesa, me lo sigue pareciendo. Ambas cosas lo palié con la funda original de Apple que hace que al apoyarlo en la mesa, con la pata vuelta hacia atrás no resbale y que no tenga que tocar el aluminio. También critiqué el marco. Primer gran error. El marco del iPad tiene el tamaño adecuado para cogerlo con la mano. Si fuese más estrecho (o mucho más estrecho) tocaría la pantalla táctil al sujetarlo.

Luego hablé del tremendo marketing que realizó Apple del iPad haciendo que saliese en todos los telediarios. El resultado fue obvio, miles de iPad vendidos. Así que sigo de acuerdo con eso que dije, Apple es una máquina de marketing perfectamente engrasada.

Luego hablé de lo que se parecía a un iPod con pantalla de 9'8 pulgadas. Aun no lo había usado y no había comprobado que ese es su fuerte. Hablaba del navegador en 9'8 pulgadas. Efectivamente es una pasada.

¿Qué me gustaba desde el principio? El concepto aunque dije que innovaba nada e insisto en ello. Mal que les pese el iPad no invento el concepto tablet, ni lo revolucionó. Simplemente salió en un momento más adecuado que el TabletPC, que salió ¡siete años antes!, y los UMPC que salieron dos años antes. Así es el mundo de la tecnología si sales antes de tiempo, malo, si sales tarde peor. Bien es cierto que nos metieron por las orejas al iPad con fórceps. Publicidad a saco en todas partes. Curiosamente una de las cosas que me gustaron, el GPS en la versión 3G, lo he usado poco. O concretamente lo he usado poco como GPS y mucho como geolocalización de los posts.

¿Qué no me gustó entonces? Lo limitado de iOS con respecto a un sistema operativo completo. Cierto, aunque luego con la abundancia de aplicaciones muchas de esas carencias se suplieron. Eso mismo me ha pasado con la sincronización con mi iPhone. Dije que no me gustaba que solo pudiera sincronizaron por medio del iTunes y lo sigo pensando, pero en los últimos meses he "googlelizado" mimiPad y mi iPhone y ahora comparten Notas, Calendario y Contactos por la nube de Gmail incluso con mi iMac en casa y el iTunes lo uso de tarde en tarde para hacer backup. Ya no uso iTunes ni para instalar o actualizar aplicaciones. También hablé del adaptador USB y SD. Al final los compré y los uso para lo que valen...cConectar la cámara de fotos. ¡Qué desperdicio! Y comenté que me parecía absurdo no sacarlo con cámara para videoconferencia. Lo sigo pensando y la he echado de menos bastante.

Las incógnitas en ese momento eran el procesador A4 y la multitarea. El procesador ha rendido muy bien. La carencia real es de memoria, que es lo que ocasiona la mayoría de los casques del iPad y cierre de aplicaciones. La multitarea simplemente inexistente hasta la versión 4 del iOS, y luego simplemente implementada bastante mal por culpa principalmente de los desarrolladores.

De las conclusiones al final me lo compré y curiosamente no compré los programas del iWork. Me apaño con QuickOffice. sobre lo de la tinta (escritura a mano) lo intenté al principio y luego me rendí a la evidencia. NO es un tablet para ser usado con stylus.

¿El mayor error del artículo anterior? La frase "No, hay suficiente fanboy suelto para que la operación les salga bien" se demostró de lo más errada. Han vendido millones de iPad unjan creado tendencia.

Para terminar. ¿Qué espero del iPad2 que presentarán esta tarde? A nivel hardware nada. Ok, cámara frontal, más memoria y más procesador. Pero después de haber usado el iPad original en el trabajo día a día lo que le veo al iPad es carencias en el iOS. Se desconoce si presentarán esta tarde iOS 5, pero es a nivel del iOS donde falla el iPad.

El iOS necesita con urgencia poder compartir ficheros entre aplicaciones del iPad. Si tu tienes un fichero que vas a abrir con tres aplicaciones tienes que tener tres copias. Por otro lado necesita poder acceder a almacenamiento externo, ya sea por SD o por USB. Eso es lo principal. Otras peticiones para iOS 5 serían un sistema de notificaciones que funcione y sea accesible como el de Android sin molestar a las aplicaciones en curso y ya puestos un rediseño del interface de usuario para añadir widgets y para que no parezca tan atrasado respecto al WebOS y al Honeycomb.

Os dejo la frase en la que espero equivocarme: No creo que esta tarde Apple me sorprenda con el iPad2.
Publicar un comentario