miércoles, 30 de marzo de 2011

Por imperativo legal... moderaré los comentarios

De resultas que en este país nuestro el Tribunal Supremo ha fallado indicando que los webmasters son responsables de los comentarios que se realicen en sus webs.

Así que esto me obliga en adelante a auditar y vigilar los comentarios que realicen en este blog.

¡Alegría! ¡Viva la libertad de expresión!...

... y todo por El Rey del Pollo Frito al que no le gustan las críticas.

¡Quién te ha visto y quien te ve, campeón!
Publicar un comentario