martes, 21 de septiembre de 2010

VLC para iPad. Una versión alfa. Una decepción.


He bajado y probado con gran decepción el programa VLC para el iPad.

El programa era muy esperado, las expectativas eran grandes y quizás por ello la decepción ha estado a la altura.

De entrada, y aunque es un problema común de los programas para iPad, solo podemos cargarle películas en el espacio de la propia aplicación usando el iTunes. Para el usuario Mac esto no debe ser un problema. Para el usuario Windows y, su a veces razonable, alergia al iTunes para Windows si que será un problema.

Yo para probarlo he subido 3 películas. Dos capítulos de 20 minutos de "Avatar La leyenda de Aang" y la película Crepúsculo. Los dos primeros se ven y oyen correctamente, pero Crepúsculo tiene un comportamiento extrañísimo pero, por poco visto, muy interesante. De resultas que la banda sonora solo se oye la parte donde están grabados los ruidos y la música, pero no la parte de diálogos. Esto no es claramente un problema del codex, es un problema de equalización del sonido. Aparentemente está cortando o filtrando las frecuencias. Muy llamativo, muy extraño, imposible ver una película así. De todos modos no tenemos acceso a ningún equalizador en el programa por lo que no podemos corregirlo.

En cuanto a subtítulos he subido el fichero SRT llamado igual que la película. Se ven. El tipo de letra, su tamaño y sobre todo su contraste y grosor no hacen que se lean bien, pero no se puede cambiar el font. OK. Pero claro no tenemos opción para desactivar los subtítulos. Si los subimos, la película ya siempre se verá con subtítulos. Punto. No hay opción.

Y ese, que no hay opción, es precisamente el principal problema y la principal decepción del VLC para iPad. En las versiones de sobremesa de este producto, cualquiera que sea el sistema operativo, el programa está plagado de miles de opciones que podemos tocar. Es un programa completísimo. En la versión para iPad la aplicación tiene... un botón. ¡UNO! Nada más. ¿Saben para qué? ¡¡¡Es el botón About!!!

Y claro no podemos hacer absolutamente nada más que hacer click sobre un fichero y verlo. Punto. Si subo subtítulos siempre se verá con subtítulos. No hay ninguna opción, ni para idiomas, ni para nada de nada. Punto.

Esto señores, se llama una tomadura de pelo, una versión alfa y gracias a Dios es gratuita.

¿Mi recomendación? Bájensela ahora que es gratis por si luego deciden cobrarla y esperen a que deje de ser una versión Alfa, pase a Beta y luego de producción. ¿Y mientras? Utilicen CineXplayer que de momento funciona bastante mejor que VLC.

Como información técnica añadir que los capítulos de Avatar eran XVID con formato de audio MP3 en 25 FPS, y Crepúsculo era XVID con formato de audio AC3 en 25 FPS. Parece ser que al VLC no le gusta el AC3 como formato de sonido y nos hace el extraño filtrado de frecuencias ya comentado. El contenedor en ambos casos era formato AVI. Los subtítulos de Crepúsculo eran en formato SRT.

Publicar un comentario