domingo, 16 de octubre de 2011

Mientras Dormias - cine de género


Es curioso que cuando por segunda vez hablo del cine de género en España es por otra película donde sale Luis Tosar. La anterior ocasión fue cuando vi Celda 211.

Ayer vi "Mientras Dormia" con Luis Tosar. No está nada mal la película. Me recordó a la serie Dexter por aparecer en ambos un psicópata que en ocasiones no quieres que le pillen. Un giro de la trama habitual que llama la atención.

Pero esto me llevó a volver a la reflexión que ya hice. Cuando en España se hace cine de género la gente va a verlo. En los trailers previos vi el de la película EVA, la historia de un programador de emociones para robots. Pues seguramente vaya a verla.

Se que tengo la fama de decir que no voy a ver cine español. Cierto. Es cierto. Lo digo. Pero debería empezar a matizar. No voy a ver determinado y cansino cine español. Cine por ejemplo dentro de la categoría de "drama rural ambientado en la España de la post-guerra". Si, lo se, la mejor forma de repetir un error es olvidarlo. Todo ese rollo lo se. Pero sin entrar en el revisionismo histórico he de decir que estoy harto de películas que me cuenten que en la post-guerra se pasaba mucha hambre, que los rojos era muy malos porque mataron curas, que los fachas eran muy malos por "pasear" a maestros y poetas, que el pan era negro... Dios que aburrimiento.

Ya, de verdad, ya, me gustó en su día, lo reconozco, pero ya me aburre soberanamente. Si quiero ficción sobre el franquismo, la guerra civil o la post-guerra me leo un libro de Pio Moa, total el también se lo inventa todo.

La última que vi con interés fue "La Vaquilla" y es que Berlanga era un genio y retorció la guerra hasta casi ser graciosa. Pero ya, ya está, Berlanga el hombre murió, y seguramente si hacen una parodia sobre lo negro que era el pan en la post-guerra vaya a verla.

En cuanto a "Mientras Dormia" la verdad es que Tosar está algo más comedido que en Celda 211, es comedido su personaje al fin y al cabo, pero te pone de los nervios y sobretodo en ocasiones te encuentras sonriendo cuando el sonríe de las barbaridades que le hace a la pobre protagonista.

La verdad es que es curiosa la historia. Sin destrozar la película, la idea es un portero de un edificio que es incapaz de ser feliz y solo se acerca a serlo cuando las otras personas dejan de serlo. Y hasta ahí puedo leer que decía Mayra Gómez Kent.

Lo dicho. Señores del cine español déjense de guerras y post-guerras y panes de centeno y hagan películas de género.

Por cierto, en la misma serie de trailers vi el de REC3, si, la tercera parte de REC. Esta vez se desmadra una celebración de boda. ¿Y? No viste nunca Viernes 13 parte 3 o 4 o 5 o... pues lo mismo. ¿Qué hay de malo? La gente va a verlo y se lo pasa bien pasándolo mal, y luego se van al restaurante y piden pan integral de centeno... bien negro... como el panorama del cine español si no siguen por esta nueva línea.

Quedo esperando el estreno de EVA.

Publicar un comentario en la entrada