jueves, 2 de julio de 2009

Ya tengo el iPhone 3GS

Pues si, ya tengo el iPhone 3GS de 32GB en sustitución del iPhone 3G de 16 GB que tenía. Lo primero que he de reseñar es lo fácil que resulta migrar de uno a otro; simplemente se hace una última sincronización con el antiguo en iTunes, se le saca la SIM, se le mete al nuevo, se enciende y se le conecta al Mac (en mi caso) para sincronizar con iTunes. iTunes preguntará si quieres configurarlo con el contenido de tu antiguo equipo o como un iPhone nuevo, le contestamos que restaurar del antiguo y... listo. Ya tienes tu nuevo iPhone con todos los contenidos y configuraciones que el anterior.

Sobre el teléfono en si. Pues obviando las ya comentadas nuevas características que aparecieron con el firmware 3.0 y que obviamente también están presentes en este, las novedades son:

1) La cámara. Son cuatro novedades en una. Primero es de 3.2 megapixels que ya la hace funcional. Segundo el enfoque que es automático pero podemos forzarlo a un punto haciendo click sobre él en la pantalla al hacer la foto. Tercero que tiene macro; ya no necesitaremos lentes raras para sacar una foto de una tarjeta de visita. Y por último ya por fin graba vídeo.

2) La brújula. Parece una tontería, pero una vez lo usas ves su utilidad. Antes cuando abrías el Google Maps podías preguntar como ir a algún sitio pero cuando te mostraba el mapa, lo primero era orientarlo y eso en ocasiones es difícil. Con la opción de la brújula se orienta el mapa directamente hacia donde estas mirando con lo que es fácil iniciar la ruta. Además en el futuro aparecerán programas de lo que se llama realidad aumentada, de modo que simplemente apuntando con el teléfono hacia un determinado edificio o monumento nos podrá informar de lo que estamos viendo. Todo esto gracias a la combinación de GPS más brújula.

3) La velocidad adicional. Se nota. Un 100% más de velocidad se nota. Pero si a esto le sumamos las mejoras en las APIs gráficas tenemos que si ya era buen equipo como consola de juegos portátil ahora es insuperable.

4) Control por voz. Es tan alucinante como ya han comentado otros. Puedes hacer llamadas o controlar el iPod sin problemas. Tiene problemas cuando el nombre del autor del MP3 es de un idioma distinto del que tenemos en el teléfono. Por ejemplo, podemos decir "reproduce Amaia Montero" y nos lo hace perfecto, pero si decimos "reproduce Eimi Guainjaus" o sea pronunciando más o menos bien Amy Winehouse pues no se entera, has de decir "reproduce ami vineouse". Se que es raro, pero es lógico que pase, todos los programas de reconocimiento de voz tienen generalmente ese problema.

5) Trae además, casi de tapadillo, unas opciones para uso de iPhone por parte de discapacitados muy interesantes y que podemos usar aunque no tengamos esos problemas. Por ejemplo yo he usado la opción de leer la pantalla en voz alta cuando voy en coche para que me lea los correos. Lee estupendamente el español, entonando y casi no suena a máquina. La opción de zoom también puede ser útil para los que ya estamos en la segunda cuarentena.

Y salvo error u omisión esas son las características que más me llamaron la atención. Seguiremos informando.
Publicar un comentario en la entrada